Entre críticas y apoyos: La división dentro del mundo pyme frente a la reforma tributaria del Gobierno.

Publicado el Martes, 25 Septiembre

Entre críticas y apoyos: La división dentro del mundo pyme frente a la reforma tributaria del Gobierno.

Compartir en Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

SANTIAGO.- “En mi experiencia, este es el proyecto de cambio tributario más centrado en las mipyme de toda nuestra historia”, decía ayer el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, al referirse a la propuesta de reforma tributaria que ingresó el Gobierno al Congreso el jueves pasado.

Sin embargo, tras presentarle los principales ejes de la iniciativa a cientos de representantes del mundo de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, la división dentro del mundo del pequeño empresariado respecto a cómo ven la nueva reforma quedó en evidencia.

Así, por un lado, el presidente de la Conapyme, Juan Araya, valoró la nueva propuesta y recalcó en el 19° Encuentro Nacional del gremio (Enape) que “es primera vez que un Gobierno se preocupa realmente de las pymes”.

“Recibimos bien la propuesta porque este es un tema que venimos conversando desde hace bastante tiempo con Hacienda”, señaló y destacó que, en general, se trata de un proyecto que “nos beneficia directamente”.

En esa línea, subrayó, sobre todo, la creación de la figura del Defensor del Contribuyente e indicó que la idea de establecer la boleta electrónica universal “será bueno tanto para el sector como para el Estado” y puso de ejemplo lo ocurrido con la factura electrónica.

Pero Araya también hizo frente a las críticas que han surgido en torno al proyecto: “Yo creo que los muchos que critican hoy día no han leído el proyecto, son 300 páginas. El viernes ya se estaba criticando que la reforma era mala y no habían leído ni una página. Creo que hay que conversar y esto al final se va a cortar en el Congreso”.

Y consultado por la idea que ha hecho eco desde la vereda de la crítica al proyecto -de que es una iniciativa que beneficia a los más ricos- el líder gremial fue enfático: “Nosotros queremos preocuparnos de las pymes. Si nos benefician (con la reforma), lo demás es cuento aparte”.

La otra cara de la moneda

Pese a que en Enape se sintió fuerte el apoyo a la reforma del Ejecutivo, el presidente de la Asociación de Exportadores y Manufacturas, Roberto Fantuzzi, fue uno de los líderes gremiales en criticar con fuerza la idea y también al ministro Larraín.

“Creo que una política tributaria tiene que ser integral y más aún si él (Larraín) dice que debe buscar la justicia tributaria. Quisiera contestarle al ministro que la justicia tributaria hay que estudiarla mucho más en profundidad y tener muchos más antecedentes”, dijo el empresario chileno.

“En mi opinión personal, todavía se producen terribles diferencias entre el mundo del trabajo y el mundo del capital y también respecto a las grandes y pequeñas empresas en nuestro país”, dijo y señaló que, en su opinión, el impuesto de 25% que se busca que paguen las pymes “no debería existir”. Consultado por si se trata de una reforma que beneficia a los más ricos, el dirigente respondió que “no cabe ninguna duda de que hay un beneficio para las grandes empresas” con la iniciativa presentada.

En esa misma línea, el presidente de la Confederación Nacional de la Pequeña Industria y Artesanado de Chile (Conupia), Roberto Rojas, expresó: “Yo el diría al ministro que integre a la mayoría de los gremios pymes a la discusión, es decir a los que representamos a las pymes”.

En ese caso, “naturalemnte, si vamos con un espíritu propositivo, las cosas pueden salir mejor, pero que no siga diciendo entregando titulares, porque el conjunto de las pymes no se ha mostrado. Nosotros hemos pedido reuniones y no nos han recibido”, aseguró.

De hecho, Rojas recordó que su gremio no fue invitado al desayuno del Presidente con las pymes y tampoco a la discusión del proyecto del Pago a 30 días. En este último caso, fue “sólo después de que el trámite ya estaba avanzado en la Cámara que se nos invitó a una conversación, pero en particular. O sea, no somos parte de ninguna mesa que permita ser incidente en las opiniones”.

Otro de los “decepcionados” con la reforma tributaria es Héctor Sandoval, presidente de la Confederación Nacional de Taxis y Colectivos de Chile, quien recalcó a Emol que “esta integración total, para quienes somos parte del transporte y tenemos una presunción de renta porque no damos factura ni boleta, no sé cuánto nos va a beneficiar”.

Las voces de apoyo

Varios de los vicepresidentes de Conapyme, que son a su vez presidentes de diferentes gremios, se mostraron favorables al proyecto tal como está. Es el caso del histórico empresario Rafael Cumsille, presidente de la Confederación del Comercio Detallista y Turismo de Chile. Para él, la creación del Defensor del Contribuyente, responde a algo que “era muy sentido” por su sector: “La gente, los micro y pequeños, somos la inmensa mayoría de los empresarios del país y no tenemos recursos para hacer las defensas frente a situaciones con entidades del Estado y en particular con el SII”.

Además, valoró la simplificación tributaria a aquellos que no tengan ventas superiores a la 50 mil UF. En ese sentido, Cumsille consideró que “el Gobierno puso el acento donde se necesita (…) son buenas noticias, pero lo importante es que en el Parlamento no se pongan a obstaculizar por temas de política”.

Por su parte, Verónica Contreras, presidenta de la Confederación Nacional de Transporte Escolar de Chile, aplaudió el proyecto y declaró que “nos vemos reflejados en la propuesta, sólo falta afinar ciertos detalles”. “Estamos muy contentos, tuvimos una reunión con el ministro en que nos explicó muy bien y ahora haremos una reunión de estudio, donde le haremos llegar los detalles que encontremos”, informó.

“Estamos muy contentos, tuvimos una reunión con el ministro en que nos explicó muy bien y ahora haremos una reunión de estudio, donde le haremos llegar los detalles que encontremos”, informó.

Nelson Olivares, presidente de la Federación Gremial Chilena de Industriales Panaderos, indicó también que “es un proyecto que acerca mucho más a la realidad de lo que vivimos las pymes. Es un sistema mucho más simplificado y que nos beneficia porque aterriza las diferencias que hay entre las grandes empresas y nosotros”.

En línea con sus pares, Olivares pidió a los que se han manifestado en contra de la iniciativa que “se interioricen en el proyecto, que lo lean bien, que lo estudien, antes de salir a criticar”.