Inminente guerra comercial golpea al cobre de Chile: ¿Cuánto más podría caer el metal rojo?

Publicado el Jueves, 19 Julio

Inminente guerra comercial golpea al cobre de Chile: ¿Cuánto más podría caer el metal rojo?

Compartir en Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

SANTIAGO.- El cobre cerró 2017 con su mejor alza anual en siete años. Así, con una apreciación de 30,1% en su valor por libra, el metal rojo parecía dejar atrás el negativo ciclo de los commodities que afectó a los mercados y al desempeño económico de varios países exportadores de materias primas. Sin embargo, entrado en 2018, la tensión en torno a una guerra comercial entre Estados Unidos y China, llevó a la principal exportación de Chile a una volatilidad que hoy se enriela en una negativa racha: casi 14 jornadas consecutivas de caídas, su peor nivel en más de tres meses y una baja de 7,1% en su precio durante el primer semestre de 2018.

El punto es que, sea cual sea el desenlace final del enfrentamiento entre ambas potencias, la tendencia bajista del cobre perjudica los ingresos de las arcas fiscales, el desempeño de la economía y la competitividad del sector minero. Pero, ¿hasta qué nivel podría llegar el valor de la libra del metal? ¿tendrá que corregir sus proyecciones el Banco Central? ¿cuánto deja de ganar Chile con la depreciación del metal rojo?

Antes de todo, es importante entender que “el precio del cobre tiene un valor que se calcula considerando la demanda futura por parte de China en base a su crecimiento económico”, explica a Emol, César Valencia, analista de Alpari Research & Analysis. Lo anterior, debido a que el gigante asiático representa casi el 50% de la demanda mundial del metal.

En ese sentido, “como los inversionistas están convencidos de que esta guerra comercial terminará perjudicando el crecimiento de China, su demanda disminuirá y eso hará caer -aún más- el precio del commodity”, agrega a modo de explicación del principio económico “a menor demanda, menor valor”.

Desde otra arista, en un papel menos protagónico que la presión del enfrentamiento comercial, figura también la apreciación del dólar. “Esto juega un rol importante en la cotización del cobre ya que, históricamente, hay una correlación negativa entre el billete verde y los commodities”, recalca Pablo Ormazabal, gerente de Estudios de Vision.

De esta forma, el efecto “incertidumbre”, producto de la guerra comercial, también ha generado el movimiento de importantes flujos de capital que han migrado desde países emergentes hacia refugios menos riesgosos con instrumentos en dólares. Lo anterior, ha hecho que la divisa norteamericana se fortalezca a nivel global y, por consiguiente, los precios de las materias primas se han visto presionadas a la baja.

Así, ad portas de que se materialice la puesta en marcha de los nuevos aranceles a las exportaciones entre EE.UU. y China, un ambiente macro económico adverso para los commodities se ha ido gestando desde que Trump elevó el tono de sus amenazas.

¿Cuál sería el próximo piso del precio del cobre?

El cobre es la principal exportación de Chile y Chile es el mayor productor de cobre del mundo. Por lo tanto, todo lo que pase relacionado con el mineral, afecta directamente al desempeño económico del país.

Según cálculos de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), por cada centavo de dólar que pierde el precio de la libra de cobre, los ingresos a las arcas fiscales disminuyen en US$60 millones, debido a los menores ingresos de Codelco y la caída en impuestos cobrados a las mineras privadas.

Por lo anterior, Valencia asevera que el escenario actual “por supuesto que es negativo” y lo es “tanto para la economía nacional como para todos los chilenos”, agrega. “Una menor recaudación reduce el presupuesto de la nación y repercute en menores fondos para programas sociales en áreas importantes, como salud, educación y vivienda”.

“Recordemos que los últimos gobiernos se han comprometido en avanzar en estas áreas y de no contar con los recursos necesarios deben reducir los aportes, o ingresar en deuda (déficit) para cumplir con sus compromisos ante la sociedad”, explica el analista de Alpari.

Quezada de XTB Latam consigna también que este descenso provocaría también “una pérdida de competitividad en el sector” y, en un análisis más macro, Ormazabal advierte que el fenómeno “presionaría al alza la inflación y eso motivaría al Banco Central a subir la Tasa de Política Monetaria (2,5% actualmente)”.

“Esto, dependiendo del nivel de alza, supone una especie de freno de mano para el crecimiento y, además, implicaría una menor inversión en la industria minera, lo que golpearía a otros sectores de la economía chilena”.